Ian, nuestro cachorro, ya tiene más de 15 meses y cada día quiere ser más independiente, hasta ahora ahí estaba mamá leona para “echarle un cable” en todo lo que se le venía a la cabeza osar a hacer (léase, desde escalar a la mesa del comedor subiéndose a las sillas, hasta pasar el aspirador), pero ha llegado un punto en el que debemos “dejarle hacer” para fomentar su autonomía, aunque sea en cosas que nos parezcan una locura, ahí está el para darnos una lección y demostrarnos que poder, puede, solo hay que confiar y ser precavidos permaneciendo a su lado.

Y todo esto, viene a que desde hace un par de meses cada vez que mamá, yo, entro en la cocina me pide que le coja en brazos para cocinar juntos, obvio, yo cocino y él observa e intenta participar. La situación se estaba tornando algo incómoda, ya que hasta pelar una patata lo hacíamos en brazos (y no, no vale mochila, fular o bandolera, el quiere cocinar en brazos 😂) así que optamos por lanzarnos a fabricar nuestra propia Torre de Aprendizaje Montessori y así además de darle esa libertad liberar mi espalda y mis brazos.

DIY torre Aprendizaje

solo usaremos un taburete

En nuestra aventura en busca de la Torre de aprendizaje perfecta no dimos con lo que buscábamos, así que después de comprar dos taburetes de Ikea para hacer una que circula por la web muy sencilla, nos dimos cuenta de que ni estéticamente nos gustaba ni nos parecía segura del todo para nuestro pequeño aventurero. Así que Imanol, churri y padre de la criatura, bricomaniaco donde los haya empezó a tomar notas y medidas y de un día para otro ingenió la torre que os mostramos hoy en este DIY.

¿Chula eh?…

Torre del aprendizaje

Destacar que además de ser una torre bonita, acorde con los colores de nuestra casa es segura gracias a los barrotes centrales y laterales para que no intente escapar lanzándose por los huecos y le sea de ayuda a la hora de subir y moverse. Si vuestros bebés son tranquilos podéis omitirlos. Además hemos redondeado los listones para evitar golpes al subirse.




Necesitamos:

1 taburete Ikea Bekväm

6 listones 31cm x 4cm x 2,2cm

2 listones 24cm x 4cm x 2,2cm

1 listón 31,6cm x 4 cm x 2,2 cm

1 listón de 36cm x 4cm x 2,2cm – cortado en inglete ambos extremos (a 45 grados).

2 listones de 26cm x 4cm x 2,2cm – cortado en inglete un extremo (a 45 grados) y cortado en redondo otro extremo.

7 barrotes de 1cm de diámetro x 33cm de largo

1 barrote de 2cm de diámetro x 31,6cm de largo

22 tornillos para madera

4 antideslizantes para las patas

(lo cortamos en inglete para que quede más bonito ya que son las juntas que quedan arriba más visibles- si no queréis hacer ingletes las medidas serían las mismas que las de los listones que van en la base – 1 de 31,6cm y 2 de 24cm o 26cm sí quereís hacerle redondeado y que sobresalga un poco como en la nuestra, recomendado)

Torre del aprendizaje

Como veis todos los listones tienen el mismo ancho/alto (4cm / 2,2cm) que es la misma medida que tiene el taburete para que visualmente todo quede del mismo grosor.

Ademas hemos elegido estas medidas para que la torre de aprendizaje quede a la misma altura que la encimera de nuestra cocina, de este modo para el niño será más cómodo.




Instrucciones de montaje: 

Partimos de la base de montar el taburete de Ikea tal cual nos indican las instrucciones.

Torre del aprendizaje

Tras esto, tendremos preparado el despiece que detallamos anteriormente con las medidas correspondientes.

Torre del aprendizaje

Como veis algunos listones están cortados en inglete para formar ángulo y otros redondeados para mayor seguridad.

Con todo el despiece listo es hora de montar la estructura, teniendo en cuenta que hay que taladrar agujeros con broca de 10 para la colocación de los barrotes laterales.

El barrote frontal va colocado como si fuera un listón más, con tornillos para madera.

Una vez tenemos la estructura montada la sujetamos a la base con 8 tornillos taladrando previamente la base para que sea más fácil el atornillado, ya que la madera de la base es dura.

El resto de tornillos los habremos ido colocando en la estructura al montarla con atornillador eléctrico.

Una vez montada la torre de aprendizaje, tapamos los agujeros realizados con masilla, por estética. Lijamos bien toda la pieza y procedemos a pintar.

Torre del aprendizaje

Nosotros nos hemos decantado por el color blanco mate y madera neutra por ser los mismos que predominan en nuestra casa. Hemos pintado toda la estructura blanca menos los peldaños y los barrotes.

Torre del aprendizaje

Así mismo hemos dado una mano de aceite a toda la pieza una vez terminada para conferirle mayor limpieza, de este modo ante una mancha podemos fácilmente pasar una balleta húmeda y queda como nueva (técnicamente probado ante manchas de chocolate, moras y salsa de tomate).

Torre del aprendizaje

Detalle de aceite y pintura usado

Como veis lleva su trabajo pero os aseguro que merece la pena invertir algo de tiempo en los detalles, que hacen que marque la diferencia.

En cuanto a inversión económica, el taburete son 12€, el despiece todo reciclado, menos los barrotes, unos 3€ , tornillos al peso 2€, aceite y pintura depende de los que uséis, nosotros el aceite lo teníamos ya y la pintura nos costó 11€  pero nos ha sobrado un montón. Simplemente para que os hagáis una idea.

Torre del aprendizaje

Podéis hacerla más sencilla, pero no será tan bonita… a mí me tiene enamorada, y a Ian ni os cuento, ahora la usa para todo 🙂 además de en la cocina para el baño, lavarse las manitas solo, cepillarse los dientes frente al espejo, sentarse en los peldaños, jugar …

Toda una aventura la torre de aprendizaje.




Uso de cookies

En NeoCenicienta se usan cookies propias y de terceros, si continuas navegando estás dando tu conformidad. ¡¡No te asustes!! simplemente es un mensaje legal...política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest