Un guiso riquísimo que normalmente preparo con lenteja pardina, pero que en esta ocasión he sustituido por unas delicadas lentejas rojas de El Granero Integral. 
Cada día nos apetece más ir incorporando guisos y comida caliente en nuestros platos, el cuerpo es sabio y nota que se acerca el otoño, y yo encantada. 
La lenteja roja es una legumbre sutil y delicada, de un color coral/anaranjado intenso, de aroma fuerte en crudo y sabor suave cocinada. Además no tiene piel de ahí su sutileza, es más digestiva que la lenteja castellana o pardina por lo que no nos provocará las molestías que en algunos ocasionan las legumbres con piel; además nutricionalmente nos aporta hierro, zinc, fósforo, proteínas, ácido fólico…
¡¡un lujo asequible el de las legumbres!!
Otra ventaja es que se cocina mucho más rápido que sus tocayas castellanas y además no necesita remojo, basta con lavarla bien y cocerla unos 25 minutos (sin olla a presión o en 10 minutos en olla a presión).
En cuanto al mijo, ya os he hablado en otras ocasiones de el, un super cereal repleto de nutrientes, (podéis ver más recetas con el aquí).
Vamos con la receta (para 2/3 personas)

2 vasitos de lentejas rojas *
1/4 de cebolla
2 ajos
2 hojas de laurel
1 cucharada de aceite de oliva virgen *
1 zanahoria
1/2 calabacín
1 vasito de mijo *
1 pizca de cúrcurma en polvo
1 pizca de jengibre en polvo
1 pizca de curry en polvo
1 pizca de comino en polvo
1 pizca de romero seco
1 pizca de pasta de chili rojo
1 pizca de sal marina
Agua + pastilla de caldo (sin glucamato) *
Semillas de sésamo negro (opcional) *
Semillas de calabaza (opcional) *

*Referencias disponibles de El Granero Integral




Previamente a empezar vamos a lavar bien la legumbre. En una olla ponemos a calentar el aceite para hacer un sofrito con el ajo, la cebolla, la zanahoria y el calabacín, rehogamos unos minutos y añadimos las especias (cúrcuma, jengibre, curry, comino, romero y chili), mezclamos, salamos y añadimos las lentejas y el caldo (o agua + pastilla) de forma que cubra las lentejas y sobrepase un par de dedos. En mi caso me gusta que tenga bastante caldito así que añadí más cantidad. Llevamos a ebullición (desespumamos si fuera necesario).
Por otro lado, en un cazo ponemos 3 partes de agua por una de mijo a hervir, añadiendo al agua especias al gusto (en mi caso comino y curry), dejamos que cueza durante unos 10 minutos y tras esto reservamos hasta el momento de emplatar.
Pasados unos 25 minutos tendremos las lentejas guisadas y listas para emplatar… pondremos unos buenos cazos del guiso y sobre el una cucharada generosa de mijo especiado, culminaremos el plato añadiendo unas semillas de sésamo negro y unas semillas de calabaza y listos para disfrutar.
¡¡Que las disfrutéis!!

Uso de cookies

En NeoCenicienta se usan cookies propias y de terceros, si continuas navegando estás dando tu conformidad. ¡¡No te asustes!! simplemente es un mensaje legal...política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest