Estrenamos mes, y con septiembre llegan mis tán ansiadas colaboraciones con El Granero Integral, tenía muchas ganas de empezar a colaborar con ellos, una empresa que lleva desde los años 80 dedicada a fomentar la agricultura ecológica con productos de alta calidad, y de estreno en estreno me propuse cocinar un cereal que nunca antes habia cociando: la espelta en grano, en una receta que además de deliciosa es sencilla.
Como siempre, me gusta dejar los cereales “al dente”, y para compensar las texturas se me ocurrió hacer una combinación con una salsa melosa que aportara el contraste, la elegida fue la salsa teriyaki, una salsa de origen japonés con cierto toque meloso y dulzón. Esta salsa la podéis encontrar en los hipermercados o si preferís podéis hacerla en casa (receta aquí).
Vamos con ella, necesitamos para 2 personas:
2 vasos de granos de espelta de El Granero Integral (podemos aprovechar para cocer más cantidad y reservarla para otras recetas, tarda bastante en cocerse y así aprovechamos el gasto)
1/2 cebolla
1/2 pimiento verde
1/4 pimiento rojo
1/2 calabacín
4 champiñones 
1 cucharada de aceite de oliva 
1 pizca de pimienta negra molida
4 cucharadas de salsa teriyaki
semillas se sésamo




Primeramente tendremos que lavar el grano de espelta y ponerlo en remojo, a más tiempo en remojo menos tiempo de cocción. Yo lo dejo 24 horas, tras esto desecho el agua y lo pongo a cocer en agua abundante durante 50 minutos (si lo dejaís 12h tardará en cocinarse aproximadamente 1h 30′). El grano queda “al dente”, si lo preferís más tierno es cuestión de ir probando y cortar la cocción cuando lo tengamos al gusto. Una vez cocido reservamos.
En un wok o sartén amplia ponemos a calentar el aceite, tendremos las verduras cortadas en juliana y las iremos añadiendo por orden de cocción, primero la cebolla, luego los pimientos, el calabacín y por último el champiñón. Saltearemos bien las verduras, pimentamos y añadimos los granos de espelta cocidos, subimos el fuego, añadimos la salsa teriyaki, salteamos un par de minutos y retiramos del fuego. 
Emplatamos poniendo el salteado, añadimos unas semillas de sésamo por encima y tenemos nuestro plato listo para sucumbir nuestros paladares. La combinación es muy rica y el sabor y textura de la espelta muy curioso, el sabor es parecido al arroz salvaje y la textura como pequeñas “bombitas” firmes por fuera y tiernas por dentro.

Espero que os haya gustado, es una forma diferente de comer cereales, animaros a probar alimentos nuevos, perderle el miedo a la cocina e innovar. 
¡¡Feliz Septiembre!!

Uso de cookies

En NeoCenicienta se usan cookies propias y de terceros, si continuas navegando estás dando tu conformidad. ¡¡No te asustes!! simplemente es un mensaje legal...política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest