Una nueva propuesta de paté o untable vegano, esta vez con un toque muy hindú que me vuelve loca… una mezcla dulce y picante que nos da mucho juego en la cocina.

Os paso la receta, y os animo, una vez más a experimentar con nuevos sabores.
Necesitamos (para un tarro mediano/pequeño, como los típicos de paté)
1/4 de cebolla
1/2 ajo
1/4 zanahoria
1/4 mango
pizca de jengibre
pizca de curry amarillo en polvo
pizca de pimienta negra recién molida
1/2 cucharadita de pasta de curry rojo
1/2 cucharadita de aceite de oliva virgen
(con pizca me refiero a coger con la yema de los dedos lo que nos coja tal cual)
En una sartén vamos a poner a calentar el aceite, añadimos el ajo picado, luego la cebolla picada, la zanahoria picada, rehogamos bien unos minutos hasta que la cebolla se transparente y la zanahoria se ablande (cuanto más picada antes se cocinará), añadimos el mango troceado, ponemos el jengibre, el curry, la pimienta y la pasta de curry rojo, mezclamos y dejamos unos 3 minutos para que se mezclen bien los sabores. Retiramos del fuego y lo ponemos en un recipiente para batir… le damos unos golpes de batidora y dejamos enfriar (aunque caliente está delicioso también).
En mi caso le he dado un golpe de batidora nada más porque me gustaba como quedaba con los tropezones, eso va en gustos.

Con rebanadas de pan, crudités de pepino, apio o zanahoria, acompañando unas endivias o para dippear… como más os apetezca, queda bueníiisimo 🙂 Además es un untable de sabor diferente a los que normalmente estamos acostumbrados, así que si tenéis invitados sorprenderéis fijo.

Uso de cookies

En NeoCenicienta se usan cookies propias y de terceros, si continuas navegando estás dando tu conformidad. ¡¡No te asustes!! simplemente es un mensaje legal...política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest