Gazpacho sí…y no un gazpacho cualquiera…el mejor gazpacho, con la receta de papá y con los ingredientes de mi propia huerta… qué más se puede pedir??

Parece que el verano no quiere dejarnos, nos está dando una buena tregua, pero no nos confiemos, se supone que este fin de semana empezamos a notar el otoño como tal, así que para ir “despidiendo” este veranillo que mejor que este gazpacho…




Necesitamos:

4 tomates grandes (maduros)
1 pepino
1 pimiento verde italiano
1 diente de ajo grandecito
1/2 cebolla
1 puñado de pan remojado y escurrido 
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
2 cucharadas de vinagre de vino rojo
sal al punto
Agua al gusto (según el espesor que queramos)



Para prepararlo…pelamos el tomate (opcional), picamos todo, ponemos el pan a remojo, y vamos añadiendo los ingredientes a la batidora, batimos, incorporamos el pan, el aceite, el vinagre, la sal… volvemos a batir…hasta que quede al gusto. Podemos añadir agua según queramos más o menos espesor.

Además podemos ponerle trozitos de las verduras picadas por encima al servir, o picatostes…en casa normalmente lo tomamos bebido, por eso no pongo guarnición, pero queda muy rico además de vistoso.

El color es espectacular, la foto no le hace justicia… y decir que mi afición por el gazpacho es tal, que en casa no importa la estación, seguiremos preparándolo…incluso en invierno (aquí tenéis la prueba), veréis que diferencia de color…sin duda no hay tomate mejor que los que una misma cultiva 🙂

¿¿verdad que son bonitos??

Uso de cookies

En NeoCenicienta se usan cookies propias y de terceros, si continuas navegando estás dando tu conformidad. ¡¡No te asustes!! simplemente es un mensaje legal...política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest